En los últimos años, diversos colectivos internacionales han abanderado la campaña mundial U=U (undetectable equals untransmissible) cuyo mensaje principal se basa en que una persona con carga viral indetectable no transmite la infección por el VIH, un concepto avalado por literatura científica e incluso por entidades como la CDC estadounidense.

En base a todo ello, desde el Plan Nacional sobre el Sida (ver enlace) se ha promovido establecer un consenso entre diferentes sociedades científicas (entre las que se encuentra GeSIDA) y facultativos asistenciales especialistas en VIH de nuestro país, respecto al papel de la supresión de la carga viral y el riesgo de transmisión sexual de la infección por el VIH.

De este modo, se ha logrado un consenso en los siguientes mensajes:

  • Las personas con infección por el VIH, que se encuentran en tratamiento antirretroviral y que han logrado alcanzar y mantener niveles indetectables de carga viral (<50 copias/mL); tienen un riesgo despreciable de transmisión sexual del VIH.
  • Es posible que se requiera al menos 6 meses de tratamiento antirretroviral, para alcanzar niveles de indetectabilidad, dependiendo de los fármacos empleados.
  • Para obtener una supresión viral segura y continua del VIH, se requiere una excelente adherencia al tratamiento con una combinación adecuada de antirretrovirales.
  • La supresión viral debe ser controlada regularmente para garantizar un buen estado de salud de las personas en tratamiento, así como los beneficios implícitos para la salud pública.
  • Una carga viral indetectable sólo protege frente a la transmisión por vía sexual del VIH, pero no frente a otras infecciones de transmisión sexual, como sífilis, gonococia, clamidiasis, virus del papiloma humano, virus herpes simple tipo 2, hepatitis C, etc.